A PIE DE BARRIO

Avanzando hacia el autoconsumo eléctrico

¿No crees que el mundo necesita evolucionar más rápido hacia un futuro energético sostenible?
Seguro que has pensado alguna vez en lanzarte a nuevas alternativas de consumo de energía, pero te han surgido dudas. Es cierto que hasta ahora no nos lo han puesto demasiado fácil, pero, poco a poco, vamos “viendo la luz”, y más que nunca, la de sol: ¿Has oído hablar del autoconsumo compartido? ¿No te queda claro en qué consiste y qué trámites tienes que seguir para hacerlo realidad?

¡No te quedes atrás y llena tu hogar de energía positiva!

En algunas iniciativas que te hemos ido contando en FeliZiudad, has podido ver que hay ciudadanos con muchas ganas de luchar contra el cambio climático. Y lo están consiguiendo gracias a la perseverancia. Por ejemplo, los vecinos de la urbanización Rosa Luxemburgo, en la localidad madrileña de San Sebastián de los Reyes, fueron pioneros y un referente de las energías renovables convirtiéndose en el primer barrio en conseguir la mayor concentración de placas solares en un mismo espacio. Y han ido mucho más allá. Si no conoces todavía su historia, no te la pierdas aquí. Pero hay más lugares donde el sol es protagonista. ¿Has oído hablar alguna vez de una huerta solar? No pienses en frutas y verduras, no, piensa en plantas fotovoltaicas abiertas a la participación de toda la ciudadanía. ¿Dónde? Descúbrelo aquí. El compromiso de ambas iniciativas con el medioambiente es extraordinario.

Después de leer esto, ¿a qué cada vez tienes más ganas de convertirte en un autoconsumidor colectivo? Sigue leyendo porque te vamos a contar qué tienes que hacer para que ese otro mundo que sueñas se haga realidad:

  • Lo primero es saber si el lugar donde quieres ubicar la instalación no va a “chocar” con algún impedimento legal para realizarla, por ejemplo, si vives en el centro histórico de una ciudad o en suelo rústico. Lo mejor es que consultes al departamento de Urbanismo de tu Ayuntamiento para asegurarte. Si te dan “luz verde”, ¡genial!, sigue con tu sueño.
  • Es necesario realizar un diseño de la instalación. Para ello tendrás que tener claro qué tipo de conexión y qué potencia quieres utilizar: si va a ser igual o inferior a 10kW, será suficiente una memoria técnica de diseño; si es superior, te hará falta un proyecto técnico redactado y firmado por un técnico titulado.
  • Deberás solicitar licencia de obras según la normativa municipal del lugar que hayas elegido y costear la tasa y el impuesto de construcciones y obras. ¡Infórmate bien en el Ayuntamiento correspondiente porque este impuesto puede tener importantes bonificaciones!
  • Según el tipo de instalación que quieras realizar necesitarás o no autorizaciones ambientales y de utilidad pública. Esto se gestiona en cada Comunidad Autónoma.
  • Si vas a realizar una instalación conectada a una red de alta tensión deberás solicitar en tu Comunidad Autónoma una autorización administrativa previa y de construcción. En caso de que se trate de una red de baja tensión, podrás librarte de ese “papeleo”.
  • ¡Lo has conseguido, ya puedes realizar la instalación!
  • Una vez finalizada, según la red elegida, necesitarás un certificado de instalación y/o fin de obra. A partir de aquí, te aconsejamos consultar a la Comunidad Autónoma correspondiente para la realización de inspecciones iniciales o periódicas, si necesitas o no contrato específico de autoconsumo, …

Si quieres saber con todo detalle cada paso que tienes que dar, no dudes en descargarte la Guía de Tramitación del Autoconsumo.

¡Te iremos informando de todos los avances que se vayan produciendo hacia un mundo más limpio!