Iniciativas

Esto no es un palacio, es un proceso vecinal

Si has visto la serie ‘El Ministerio del Tiempo’ te sonará la fachada y, especialmente, la puerta de este edificio. Pero quizá no conozcas su historia ni cómo los vecinos están consiguiendo que pase del abandono a su rehabilitación y a decidir cuáles serán algunos de sus usos. No te pierdas la interesante metamorfosis que se está llevando a cabo en el madrileño Palacio de la Duquesa de Sueca.

 

Este edificio guarda mucha historia entre sus muros. Construido en 1771, era conocido popularmente con el nombre del antiguo edificio de las Temporalidades. Se destinó a escuela para los hijos de los criados de Carlos III y, en 1791, una reforma lo transformó en residencia nobiliaria. A comienzos del siglo XIX pasó a habitarla la Duquesa de Sueca (de ahí su nombre actual), mujer de Manuel Godoy, primer ministro y favorito de Carlos IV. Más tarde, fue sede del colegio de Humanidades y, posteriormente, cuartel de la Guardia Civil. Tras sucesivas reformas, se convirtió en edificio de viviendas hasta que finalmente fue adquirido por el Ayuntamiento, aunque diversos motivos llevaron al edificio a su abandono y deterioro.

Desde que quedó vacío, su uso ha sido una demanda vecinal. En 2016 comenzaban las obras de recuperación del Palacio y, casi al mismo tiempo, se abría un proceso participativo (Proceso Sueca) para que los vecinos decidieran algunos de sus usos y dotaciones bajo el título ‘Esto no es un palacio”.

Durante varios meses y organizados en grupos de trabajo, los vecinos de los barrios madrileños de Sol, Palacio, Embajadores y Cortes propusieron que el nuevo edificio contase con espacios dedicados a la infancia y a la tercera edad, salas multiusos y de coworking, salón de actos, cafetería y aularios… Las propuestas también hacían hincapié en las necesidades del IES San Isidro, colindante con el Palacio, se plantean usos que promuevan la participación ciudadana, como un espacio de proximidad, conseguir un barrio más amable y limpio para vivir, …

Por supuesto, todas las propuestas subrayan el interés y el deseo por salvaguardar el patrimonio histórico del edificio. De hecho, en los últimos meses se han descubierto diversas joyas, como un silo y un sistema de prensado y conservación del vino del s. XV que forman parte de la estructura del Palacio y que se mantendrán íntegros.

¿Tienes tantas ganas como nosotros de saber qué usos tendrá finalmente este precioso edificio? ¡Seguiremos muy atentos a su proceso vecinal y te lo iremos contando!

¿conoces más iniciativas?

Haz que formen parte de FeliZiudad para que sirvan de inspiración para otros barrios.

Participa en FeliZiudad

Si tienes una iniciativa para mejorar la vida de tu barrio, este es tu sitio.

Próximamente podrás enviarnos tu proyecto.¡Permanece atento!