Iniciativas

Haciendo Plaza

En el madrileño distrito de Moncloa-Aravaca, en el barrio de Valdezarza, había una plaza que era simplemente un lugar de paso, sin nombre, olvidada y en estado de degradación. Te vamos a demostrar cómo, a través de los sabores y los sonidos, se puede transformar un espacio así y dotarle de vida. De momento, ya tiene un bonito nombre: Plaza Lugar Poetas.

Hace años que los vecinos de la zona demandaban la mejora de las condiciones físicas, estéticas y de accesibilidad de esta plaza y de los jardines contiguos. Pero también la necesidad de dotar de un nuevo significado al espacio para nuevas actividades que, además, provocaran vínculos más estrechos con el lugar.

Lo primero que se hizo fue darle un nombre: Plaza Lugar Poetas, elegido por los vecinos tras un proceso participativo. Los colectivos de creadores Cocinar Madrid y A-Zulú fueron los encargados de devolver la vida a este lugar de paso y convertirlo en un punto de encuentro vecinal. ¿Y qué han utilizado para ello? Tan solo dos cocinas móviles y un soundsystem (sistema de sonido móvil llamado “La Poeta Soundsystema”), que construyeron en colaboración con los vecinos. En el proyecto “Haciendo Plaza”, comunidades, asociaciones y personas del barrio han trabajado desde la memoria, compartiendo historias personales, canciones y recetas de forma que la cocina y el sonido se han convertido en patrimonio inmaterial del barrio, herramientas para conocerlo y ponerlo en valor.

Las acciones fueron muy variadas y divertidas:

  • En las fiestas del barrio de Valdezarza, “La Poeta” recorrió las calles llevando consigo un programa de radio en vivo con presentaciones, conciertos, poesía y la música en directo de varios artistas del barrio.
  • En ‘Cocina tu historia’, cada persona explicaba su experiencia en el barrio y sus memorias acerca de lo que se cocinaba antaño, de los usos de la plaza o de las tiendas en las que hacían la compra cuando fueron a vivir allí hace décadas. María dio a conocer la Asociación de Familias Enlazadas por una crianza saludable y Julián fue con su madre Francisca que, a sus 90 años, explicó a las mil maravillas cómo hacer un buen pescado en salsa. Compartiendo recetas y anécdotas, se pusieron a cocinar y al grito de “¡Valdezarza, a la mesaaaaaa!” se sentaron a comer para seguir compartiendo historias y anécdotas e imaginando futuros proyectos en el barrio.
  • ‘Cocina tu huerto’ se desarrolló con más de 50 kilos de verdura, más de 60 personas, dos cocinas, unas cuantas ollas y muchas ganas de aprender con anécdotas e historias acerca de la relación con los huertos, el campo y los cultivos.

Sumar, proponer y participar. Claves para que un lugar casi olvidado esté dejando a sus vecinos el mejor sabor de boca.

¿conoces más iniciativas?

Haz que formen parte de FeliZiudad para que sirvan de inspiración para otros barrios.

Participa en FeliZiudad

Si tienes una iniciativa para mejorar la vida de tu barrio, este es tu sitio.

Próximamente podrás enviarnos tu proyecto.¡Permanece atento!