Iniciativas

Huertas lúdicas

Te vamos a descubrir uno de los primeros huertos urbanos que aparecieron en España. Ricardo comenzó en 2010 en la localidad vizcaína de Gorliz una iniciativa pionera que resultó un auténtico “boom”. Allí, además de producir alimentos sanos y ecológicos, pasan el tiempo de forma gratificante y terapéutica. ¿Quieres conocer más de esta alternativa de ocio sana y natural?

Ricardo Villar, propietario y responsable de ‘Huertas lúdicas’, inició esta aventura cuando todo el mundo sabía lo que era la huerta de toda la vida situada en el campo, pero nadie se había planteado ubicarlas en núcleos urbanos. Su idea inicial era tener un pequeño huerto para él, pero acabó comprando uno grande para compartir y en la actualidad cuenta ya con varios en las localidades vizcaínas de Gorliz, Sopela y Erandio, con parcelas de distintos tamaños que alquila.

Allí acude gente de todo tipo, desde chavales jóvenes, parejas con hijos, sin hijos, personas más mayores, pensionistas, jubilados… Para muchos es su manera de pasar el tiempo de forma entretenida y compartiendo experiencias. Los jóvenes se llevan sus bocatas y pasan allí todo el día. Para las familias resulta muy educativo. Unos y otros están, durante unas horas, en contacto directo con la vida y la naturaleza

Ricardo ayuda a todos en las labores del huerto, sobre todo al principio: “Abonamos un poco, luego pasamos maquinaria para ahorrarles el trabajo más pesado. Los primeros meses les damos cursillos de formación de 3 días para, por lo menos, que tengan unos conocimientos básicos.” La mayoría llega sin saber nada sobre qué y cómo plantar, pero precisamente lo más gratificante de esta iniciativa es que Ricardo les forma, sí, pero después ellos se ayudan unos a otros. Para algunos es, incluso, una terapia con la que ser un poco más feliz. 

Pero estas ’Huertas lúdicas’ son mucho más que plantar verduras, frutas y flores. En este espacio se puede disfrutar también de algunos animales, como ponis o gallinas. Hay gente que, incluso ‘Apadrina una gallina’, así semanalmente recibe exquisitos huevos ecológicos frescos.

Ricardo sigue trabajando en la mejora de los huertos. Recientemente ha realizado la construcción de dos invernaderos en Erandio, para tener la opción de alquilar pequeñas parcelas también en esos espacios, lo que le permite a la gente poder ir cuando hace mal tiempo, cultivar plantas de verano todo el año, hacer semilleros propios, …

¡Nos encantan las historias y experiencias que se viven en los huertos urbanos! Y a ti, ¿no te gustaría disfrutarlas en directo?

 

¿conoces más iniciativas?

Haz que formen parte de FeliZiudad para que sirvan de inspiración para otros barrios.

Participa en FeliZiudad

Si tienes una iniciativa para mejorar la vida de tu barrio, este es tu sitio.

Próximamente podrás enviarnos tu proyecto.¡Permanece atento!