Iniciativas

Huertos vecinales

Es posible que creas que ya no hay nada que te pueda sorprender de los huertos urbanos. Que hay tantos, que al final son todos iguales. Te vamos a contar algunas curiosidades de esta iniciativa y comprobarás que detrás de este proyecto hay una preciosa historia.

En el norte de la ciudad de Valencia, la Asociación de Vecinos del distrito de Benimaclet inició hace 15 años el proyecto Huertos vecinales. El comienzo fue una lucha de David contra Goliat, ya que se enfrentaban a una entidad bancaria que era la titular del terreno. La perseverancia venció y así pudo echar a andar este ilusionante proyecto.

Este huerto no es de alquiler ni municipal, ha sido fruto del esfuerzo de la colectividad del barrio y un ejemplo a seguir . Está formado por 60 parcelas y hay 300 personas implicadas. Son una gran familia formada por individuos diferentes, dondecada uno aporta algo generando un espacio de convivencia más sano, ambiental y ecológico. También se reservan un espacio sin plantar, como zona común donde descansar y compartir experiencias y comida.

Al ser una familia tan grande, hay miembros de todas las edades y cada uno, además de plantar, “diseña” el huerto a su gusto: Alba, por ejemplo, es de las más pequeñas y en su huerto ha colocado un espantapájaros que ha llamado “Albilla” y viste con su propia ropa; Esperanza y Rafa han creado una especie de tipi indio hecho con cañas y telas donde dejan las herramientas. Otros luchan por recuperar especies animales que vivían antes allí: Pere y Artemi intentan rescatar el sapo corredor del huerto que estaba antes y pretenden crear una fauna urbana clasificando insectos y otros animales del lugar.

Están organizados con una gestora que hace de “gobierno” de los huertos, compuesta por 11 personas voluntarias, y han desarrollado una especie de “constitución” con normas básicas de convivencia. Aunque, como en todas las familias, también se discute, pero en ésta con una particularidad: “ aquí se discute por ver quién es más ecológico”.

Ellos mismos se consideran una buena cosecha de amigos, que lo que más les gusta plantar es un poco de sus corazones en cada huerto. Cultivando eso, ¡imagínate lo que recogen!

¿No te parece una fantástica experiencia para consolidar en más lugares?

¿conoces más iniciativas?

Haz que formen parte de FeliZiudad para que sirvan de inspiración para otros barrios.

Participa en FeliZiudad

Si tienes una iniciativa para mejorar la vida de tu barrio, este es tu sitio.

Próximamente podrás enviarnos tu proyecto.¡Permanece atento!