Iniciativas

Pajarillos Educa

Esta iniciativa persigue ni más ni menos que la felicidad de un barrio. Puede parecer algo fácil en principio, ¿verdad? Pero en un lugar en el que cohabitan 40 nacionalidades distintas, aprender a convivir puede resultar complicado. Te vamos a contar cómo, a través de la educación, este barrio vallisoletano está mirando al futuro en positivo.

Se llama Pajarillos y su nombre se debe a las 73 especies de aves que aparecen en su callejero. Se encuentra en la ciudad de Valladolid y es un barrio en el que la gran diversidad de etnias y razas hace que el camino para conseguir una convivencia auténtica sea largo y complejo. Pero, gracias a iniciativas como la de Pajarillos Educa se están buscando soluciones muy interesantes.

Todo empezó en el año 2014. Alberto Rodríguez “Bertoni”, luchador incansable, asumió la dirección del colegio Cristóbal Colón (en el que más del 90% del alumnado pertenece a minorías étnicas). Con la idea de que el poder de la educación puede transformar el entorno y con el objetivo de implicar a los familiares en la enseñanza de sus hijos, creó el proyecto ‘Aquí pintamos todos’ donde, a través de diferentes actividades, consiguió que los chicos “tuvieran ganas de ir al colegio y no estuvieran en la calle”. Esta iniciativa fue creciendo hasta llegar a Pajarillos Educa, un proyecto mucho más ambicioso integrado dentro de la red Pajarillos, que potencia la interrelación entre aquellas entidades del barrio que deseen establecer sinergias y desarrollar propuestas comunes.

Pajarillos Educa agrupa a los 12 centros educativos, con 4.000 alumnos y 370 profesores, que conforman el “Lavapiés de Castilla”, nombre con el que se denomina a este barrio multicultural vallisoletano. Entre todos, a través de la participación vecinal, están llevando a cabo diferentes actividades y laboratorios intergeneracionales y de intercambio para mejorar la convivencia y las condiciones de vida del barrio.

Con Pajarillos Aprende trabajan cosas tan importantes como metodologías inclusivas en las aulas, escuela de familias o talleres formativos para adultos, … Pajarillos Sostenible fomenta la economía circular, educa para la sostenibilidad, incluso han creado un voluntariado ambiental para la recuperación de humedales. En este espacio han desarrollado el Mapa de la Felicidad donde, mediante encuestas realizadas por los chavales, identifican los lugares en los que la gente tiene recuerdos felices y diseñan una hoja de ruta para crear un barrio más sostenible, más en contacto con el territorio y con el medio ambiente.

A través de Pajarillos Actúa han recuperado un espacio en desuso donde desarrollar los Laboratorios de Arte y Transformación Educativa (ESPACIO LATE), que les permite realizar, en horario no lectivo, habilidades para su desarrollo personal y construir un sentimiento de identidad y pertenencia al barrio. Son laboratorios imprescindibles para generar una rutina de aprendizaje cooperativo: como Pajarillos Música, donde trabaja un equipo multidisciplinar (músicos, bailarines, maestros, psicólogos y trabajadores sociales) utilizando un repertorio musical multicultural; o Pajarillos Cinema, gracias al cual se ha estrenado en la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) el documental ‘Pajarillos’, un film en el que 20 alumnos han trabajado y aprendido cómo se hace cine rodando este documental.

Son proyectos bonitos, creativos, que buscan, sobre todo, la felicidad. ¡No nos podemos sentir más identificados con esta iniciativa!  

Hay otros barrios en los que también se están desarrollando iniciativas muy creativas para facilitar la integración y la buena convivencia. En Melilla, Lal La Buya está resultando toda una experiencia de vida.

Seguir leyendo

¿conoces más iniciativas?

Haz que formen parte de FeliZiudad para que sirvan de inspiración para otros barrios.

Participa en FeliZiudad

Si tienes una iniciativa para mejorar la vida de tu barrio, este es tu sitio.

Próximamente podrás enviarnos tu proyecto.¡Permanece atento!