Iniciativas

Una proposición (In) decente

Te damos algunas pistas: no es el título de una película, está ocurriendo en Cuenca y su objetivo es salvar un lugar muy especial de la ciudad. ¿No te intriga saber de qué se trata?   

Imagina este escenario: un jardín centenario de estilo modernista con abundante vegetación y magníficas esculturas, con un elegante quiosco donde acoger múltiples eventos y cuyo templete ocultaba una biblioteca. Un jardín donde los vecinos daban agradables paseos y celebraban la “Fiesta del Árbol”, gran acontecimiento social en el que enseñar a los niños a respetar y valorar la naturaleza. ¡Qué maravilla, verdad!

Y ahora imagina este otro: vegetación descuidada, pedestales sin estatuas, mosaicos destrozados por actos vandálicos, pintadas en las paredes, verjas oxidadas y rotas, …

Pues, aunque no lo creas, estamos hablando del mismo lugar, el Parque de San Julián en Cuenca, pero, claro está, en distintas épocas. Se trata de un espacio con un pasado esplendoroso, donde se complementaban a la perfección su patrimonio natural y cultural, y que desde hace unos años sus protagonistas son, tristemente, la dejadez y el olvido.

Es una pena que todo ese valor que tuvo en su momento se esté perdiendo. Así lo pensaron un grupo de conquenses de diversas disciplinas profesionales que se han unido para impulsar la iniciativa ‘Una proposición (In) decente. Salvemos el Parque de San Julián’, con el fin de volver a dar vida al parque. ¡Y no se van a dar por vencidos hasta que lo consigan!

Entre sus objetivos: dotar al parque de una figura de protección, la de “jardín histórico”, ya que de esa forma se trabajaría en su preservación y enriquecimiento; por otro, quieren que se restituya uno de los mosaicos del templete que lleva 4 años quemado; también persiguen (y esto ya lo tienen casi conseguido) recuperar la “Fiesta del Árbol”, un acontecimiento al que se tenía un especial cariño y que alimentaba, según ellos mismos dicen, “el civismo y el conocimiento”. Además, quieren volver a crear la biblioteca, organizar de nuevo conciertos, … En definitiva, “salvar” ese hermoso parque que está en la retina de todos los conquenses.

Y parece que van avanzando: el pasado mes de febrero consiguieron reunir 3.000 euros en 24 horas, con los que podrán restaurar el mosaico del templete modernista. ¿Cómo lo consiguieron? Con una gran y artística idea: a través de la venta de unos tarjetones nominativos limitados con la imagen del templete, creada por el gran Fernando Zóbel y cedida por la Fundación Juan March.

Las demandas vecinales son esenciales a la hora de recuperar espacios con historia y gran valor cultural o natural. La iniciativa Esto no es un palacio, para salvaguardar el madrileño Palacio de la Duquesa de Sueca, es un fantástico ejemplo; al igual que la Quinta de Torre Arias, también en Madrid, donde la plataforma ciudadana con el mismo nombre está consiguiendo grandes logros para aprovechar esa joya de la mejor manera posible.

Seguir leyendo

¿conoces más iniciativas?

Haz que formen parte de FeliZiudad para que sirvan de inspiración para otros barrios.

Participa en FeliZiudad

Si tienes una iniciativa para mejorar la vida de tu barrio, este es tu sitio.

Próximamente podrás enviarnos tu proyecto.¡Permanece atento!