Renault & feliziudad

Renault al Rescate, un gran movimiento solidario

Bajo el nombre de ‘Renault al rescate’, un grupo de empleados de la compañía puso en marcha toda su creatividad e ingenio para ayudar en la difícil situación que vivimos a causa de la crisis sanitaria del Covid-19.

Aprovechando las impresoras 3D con las que contaban muchos de ellos en sus casas, desde el inicio de la crisis sanitaria fabricaron máscaras para hospitales y residencias de ancianos. Renault quiso apoyar esta gran iniciativa de sus empleados poniendo a su disposición las impresoras 3D de la compañía y sus consumibles.

‘Renault al rescate’ se convirtió en un increíble movimiento de solidaridad que fue creciendo poco a poco frente al Covid-19. Solo en los primeros 5 días se habían entregado más de 3.000 máscaras a hospitales y residencias de ancianos de Valladolid, Palencia, Málaga y Jerez; de los 50 empleados de Renault que comenzaron a producir en sus impresoras 3D, pasaron a más de 120; además, trabajadores de todas las áreas de la compañía quisieron colaborar mediante aportaciones económicas al crowdfunding que organizaron en Amazon.



Y durante los días más difíciles, la energía no decayó entre los miembros de esta gran iniciativa y continuaron pensando en cómo ayudar a más colectivos. Por ello, conscientes de que los Cuerpos de Seguridad que gestionaban la logística del material que estaban produciendo necesitaban también la máxima protección, diseñaron para ellos unas pinzas especiales con las que acoplar las pantallas de acetato a las gorras de su uniforme.

Tras la entrega de las primeras unidades a la Policía Local de Valladolid, la producción se destinó también a otras ciudades como Sevilla, Madrid, Palencia, Ávila, Burgos, Zaragoza, Segovia, Soria… y municipios como Avilés, Miranda de Ebro y Aranda y Laguna de Duero, entre otros.
Esta cadena humana se organizó al más puro estilo Alliance Production Way (APW): había un responsable de Diseño y Calidad, otros de Fabricación, los Makers se encargaban de producir, un grupo se ocupaba de la gestión y otra persona estaba al frente de la Logística para que las máscaras se trasladaran a los lugares con más necesidad de EPIs.

‘Renault al Rescate’ ha sido una referencia dentro de la compañía en todo el mundo: se recibieron peticiones de los planos desde Brasil, Chile, Túnez, Turquía, Francia e incluso otras empresas del Grupo.

Desde el 18 de marzo, día en que se pusieron en marcha, este grupo llegó a contar con 160 colaboradores que trabajaron a pleno rendimiento con cerca de 200 impresoras 3D.
Su único objetivo, ayudar lo máximo posible durante los duros días que sufrimos a causa del Covid-19.

Todo nuestro reconocimiento para ellos.